El baccarat tiene raíces europeas y lo jugaban originalmente las clases altas y la aristocracia, otorgándole un aire de privilegio y exclusividad. Hoy, sin embargo, no tiene que ser un miembro de la realeza para participar en este emocionante e intrigante juego.

Hay tres variedades populares, pero casi todos los casinos en línea ofrecen el más popular, punto banco, por lo que nos centraremos en este. «Punto» significa jugador, mientras que «banco» significa, lo has adivinado, banco. Las reglas del juego son relativamente fáciles de aprender, pero hay muchas estrategias subyacentes y movimientos que deberá comprender antes de adentrarse. Siga leyendo para aprender más sobre este fascinante juego.

Juegue al baccarat ahora

Casino

Bonus

Nuestra puntuación

Bonus de bienvenida de hasta € 100 con su primer depósito Consultar términos y condiciones
Bonus de bienvenida del 100 % hasta € 400 + 100 tiradas gratis Consultar términos y condiciones
Bonus de equivalencia del 100 % hasta € 200 Consultar términos y condiciones

Cómo jugar al baccarat

El baccarat cuenta con muchos seguidores en todo el mundo debido a la sencillez de sus reglas. El objetivo es adivinar cuál de los tres resultados posibles tendrá lugar en la ronda: si el ganador será la banca o el jugador, o si habrá un empate. A menos que haya un empate, la mano más cercana a nueve será la ganadora. Pueden jugar simultáneamente hasta un máximo de doce jugadores con el casino actuando como la banca y el mejor postor como el jugador.

El baccarat se juega con 6 u 8 barajas de cartas barajadas juntas. El crupier reparte las cartas boca arriba: dos para el jugador y dos para la banca. La mano que más se acerque a nueve, gana. Apostar y ganar por la mano del jugador duplica su apuesta, mientras que si apuesta por la mano de la banca pagará el 95 % de su apuesta.

La versión en línea y en directo del baccarat ofrece la misma emoción que un casino en directo en su ordenador o dispositivo móvil.

Las reglas del baccarat

Las reglas del baccarat son muy sencillas. Este juego de mesa depende más de la suerte que de la habilidad, por lo que incluso los recién llegados podrán dar el salto y comenzar a jugar de inmediato.

El rey, la reina y la jota tienen valor cero; el as tiene un valor de 1 punto; y las cartas de dos a nueve conservan su valor nominal. Las figuras no son importantes: en el baccarat, el valor numérico de la carta es el único factor importante.

El cálculo del total de las cartas se realiza agregando los valores de ambas tarjetas. Si un jugador obtiene un 6 y un as, el total es 7. La puntuación total no puede superar los 10 puntos, por lo que en el caso de los dígitos dobles, el dígito izquierdo se elimina. Por ejemplo, si un jugador obtiene un total de 17 (y 8 y un 9), esto dará como resultado una puntuación de 7. Si se roba una carta más y es un 2, entonces el conteo total del jugador será 7 + 2 = 9, lo que es «natural» y se considera una victoria. Si el total excede de 10, se eliminará el dígito más a la izquierda.

Objetivo de una partida de baccarat

El propósito del baccarat es adivinar quién tendrá la mano ganadora: la banca o el jugador. Independientemente de cuántas personas estén apostando (puede haber hasta 12), solo se repartirán dos manos. Inicialmente, se reparten dos cartas por cada mano. El total de los puntos de cada mano determinará si cada mano obtendrá una tercera carta. La mano del jugador se reparte primero. Se considera una mano «natural» cuando el valor de la carta es 8 o 9 y la mano del jugador no obtiene más cartas. Una mano natural es un ganador automático y, a menos que haya un empate, no se robarán más cartas.

Si la banca obtiene un 7, 8 o 9, se plantará; si roba un 0, 1 o 2, seguirá robando. En otras palabras, el juego de la banca depende del valor de la tercera carta del jugador. La banca pedirá con 3 a menos que la tercera carta del jugador sea un 8; con 4 a menos que la tercera carta del jugador sea 1, 8, 9 o 10; con 5 solo si la tercera carta del jugador es 4, 5, 6 o 7; y, finalmente, en 6 solo si la tercera carta del jugador es 6 o 7.

Probabilidades de juego de baccarat

En el baccarat, la casa tiene una de las ventajas más bajas de entre los juegos de mesa de casino, por lo que aquellos que apuestan por la banca deberán pagar una comisión del 5 % a la casa por todas las apuestas ganadoras. El jugador atrae una ventaja de la casa de solo el 1,24 %, mientras que la banca tiene una ventaja del 1,06 %. En el caso de que apueste a un empate, atraerá la mayor ventaja de la casa del 14,44 %. No se aconseja apostar por un empate porque la probabilidad de que ocurra es muy baja.

Lo mejor que puede hacer en el baccarat es apostar por la banca en un margen de la casa del 1,06 %.

Los mejores casinos en línea para jugar al baccarat

Casino

Bonus

Nuestra puntuación

Bonus de bienvenida de hasta € 100 con su primer depósito Consultar términos y condiciones
Bonus de bienvenida del 100 % hasta € 400 + 100 tiradas gratis Consultar términos y condiciones
Bonus de equivalencia del 100 % hasta € 200 Consultar términos y condiciones

Las estrategias del baccarat

A pesar de ser un juego sencillo, el baccarat también se considera sofisticado. ¡Quizás sea eso es lo que lo hace tan emocionante! Las apuestas se colocan antes de repartir las cartas y el resultado es impredecible, lo que significa que no hay mucha estrategia involucrada. Dicho esto, aún quedan ases bajo la manga para que los jugadores puedan maximizar sus posibilidades de ganar.

Muchos jugadores eligen no apostar por la banca porque sienten que apuestan contra sí mismos. Sin embargo, debe recordar que, en el baccarat, el ganador es la persona que apuesta por la mano ganadora y no la que juega. Entonces, realmente no importa por quién apueste. Cuando juegue en un casino en línea, podrá elegir entre juegos con un número diferente de mazos. Tenga en cuenta que cuantos menos mazos haya, más probabilidades tendrá de ganar.

Debido a que se trata de un juego basado en el azar y la suerte, la mayoría de las estrategias terminarán perdiendo dinero de los jugadores. Tener un plan puede ayudarle a mantenerse estable, mientras que establecer un límite puede ayudarle a alejarse del juego antes de perder demasiado. Si adopta un sistema sólido basado en reglas y administra su dinero, esto puede darle una ventaja sobre el casino. Muchos casinos en línea permiten a los jugadores establecer límites personales y alentar el juego responsable.

Evite apostar por el empate

Apostar por el empate significa que el jugador apuesta que el resultado de la siguiente mano del baccarat será un empate entre el jugador y la banca. Aunque una apuesta de empate obtiene el pago más alto, en realidad, apostar por el empate muy rara vez resulta en una victoria. Por lo general, el ganador es la banca debido a la regla de la tercera carta. En el baccarat, hay una probabilidad aproximada de 9,5 % de obtener un empate, lo que no son muy buenas probabilidades.

Los empates se pagan 8:1 o 9:1, dependiendo del casino, por lo que, si apuesta una unidad por una mano para que resulte en empate y esta gana, recibirá 8 o 9 unidades más. Si bien esto puede parecer lucrativo y atractivo, la verdad es que las probabilidades son escasas y esto ocurre aproximadamente una de cada 10 manos. No importa lo atractivas que sean esas probabilidades: evitar el empate es una buena estrategia.

La estrategia de baccarat 1-3-2-4

Esta estrategia se desarrolló en 2006 y funciona bien en apuestas que tienen probabilidades cercanas a 50/50, perfectas para un juego como el baccarat. Está diseñada para reducir la variación de ganancia/pérdida apostando solo 4 unidades en la cuarta apuesta, lo que preserva una ganancia general incluso si pierde la última apuesta.

 

Cuando se utiliza la estrategia de baccarat 1-3-2-4, un jugador se mueve a través de la secuencia de números con cada victoria. Por ejemplo, si gana una mano, pasa al siguiente paso. Perder una mano significa volver a comenzar. Cuando haya ganado las cuatro, también volverá a comenzar. Los jugadores deben recordar que esta estrategia consiste en minimizar el riesgo y no se limita solo al baccarat. Mientras las dos primeras apuestas sean exitosas, los jugadores saldrán ganando incluso si incurren en pérdidas en el resto de las apuestas.

En resumen:

  • Si una apuesta gana, pasa a la siguiente apuesta de la secuencia.
  • Si una apuesta pierde, vuelve al inicio.
  • Si gana las cuatro apuestas y completa la secuencia, regresa al inicio.

Recuerde que, después de todo, todas las estrategias del baccarat dependen de cierto grado de suerte: es un juego de azar, pero eso no significa que estas estrategias no sean útiles. La estrategia 1-3-2-4 es un algoritmo muy simple y un enfoque no agresivo que no requiere una gran cantidad de fondos. La única desventaja es que esta estrategia de apuestas no ayuda realmente a ganar en el baccarat o en ningún otro juego de azar. Simplemente, permite a los jugadores regular y diversificar la rutina de su juego.

La estrategia unilateral

Esta estrategia implica elegir un bando, ya sea la banca o el jugador, y apegarse a él. Si bien parece fácil, no debe subestimar el poder de esta estrategia.

Tanto el jugador como la banca, en algún momento durante un juego, obtienen una ventaja. Esto sucede en aproximadamente 8 de cada 10 zapatos, lo que significa que el bando que haya elegido para apostar tendrá una excelente oportunidad de avanzar por 1 o más unidades en algún momento.

Si esta estrategia se usa con precisión, sus probabilidades de ganar dinero en 1 de cada 2 zapatos serán aproximadamente 3:1.

Al emplear esta estrategia, nunca se permitirá perder más de 3 partidas seguidas. Si ha perdido tres veces, deje de apostar y espere a que su bando gane de nuevo. Esta será su señal para comenzar a apostar de su lado de nuevo.

Cambio de tendencia

Reconocer las tendencias que ocurren durante un juego también puede ser una estrategia útil en el baccarat. Comience por registrar las ganancias de la banca y el jugador. Preste atención a estas tendencias de baccarat:

  • Zona zigzag: juega los resultados que aparecen sobre todo en zigzag: las victorias cambian entre la banca y el jugador.
  • Rachas de la banca/jugador: juega los resultados que aparecen sobre todo en rachas entre la banca y el jugador.
  • Donde sople el viento: aunque parezca un poco paradójico, esta tendencia significa que no hay un desglose real y las victorias no favorecen el dominio de los zigzags o las rachas. Sin embargo, es una tendencia en sí misma.

Esta estrategia de cambio de tendencia significa que cambia entre la tendencia 1 y la 2. Así, cuando haya perdido dos veces en una tendencia, en lugar de detenerse y esperar un desencadenante, cambie a la otra tendencia. Esta estrategia permite a los jugadores obtener retornos de ambas tendencias. Si pierde dos veces seguidas, cambie inmediatamente a la otra tendencia. Por ejemplo, si perdió dos veces siguiendo la tendencia de zigzag, es el momento de poner su dinero de inmediato en la tendencia en racha.

Estrategia del baccarat de romper los dobles

Usando esta estrategia, doblará su apuesta cada vez que pierda. No importa cuántas pérdidas experimente, obtener una ganancia tras una serie de pérdidas resultará en una ganancia independientemente de su apuesta inicial. Esta es una de las estrategias más populares que se aplican al baccarat en línea. Dado que el 90 % de los resultados se definen por el patrón de zigzag y una combinación de rachas de jugador y banca y zigzag, esta estrategia realmente funciona. Lea los siguientes apartados para entender por completo la estrategia de dobles:

  • La mayoría de los zapatos del baccarat tendrán resultados dobles.
  • Las rachas de bancas y jugadores se agruparán y estos resultados se podrán repetir una y otra vez.
  • Apueste siempre por el contrario. Deberá seguir el patrón de zigzag y seguirlo, es decir, J B J B J B.
  • Establezca un objetivo (preferiblemente al menos 5 victorias). Si falla y obtiene un doble, necesitará ajustar su estrategia de apuestas.

Disfrute de la emoción del baccarat de límite alto

El baccarat es una pasión seria para millones de personas. Ya sea un principiante o un experto, este juego ofrece emoción para todos los que lo juegan. Es ideal para los juegos de alto riesgo, ya que es realmente un juego de azar y suerte. Antes de convertirse en uno de los juegos más populares de los casinos en línea, el baccarat ya era uno de los juegos más populares del mundo, por lo que no es de extrañar que sea tan querido por los jugadores de límites altos a escala global.

Disfrute de los límites máximos de las apuestas de hasta decenas de miles de euros y cientos de miles en pagos de los casinos que hemos revisado para usted. Además de los juegos regulares, hay eventos especiales y torneos en los que los jugadores tienen la oportunidad de competir en una escala más grande. Grandes apostadores, si buscáis un juego con grandes apuestas, os sentiréis como en casa en estos casinos.

El baccarat en línea vive su mejor momento

Jugar al baccarat en un casino convencional es, sin duda, emocionante, pero no siempre es posible jugar en uno. En el mundo ajetreado en el que vivimos, los jugadores no tienen tiempo para ir a los casinos cuando tienen ganas de jugar. Afortunadamente, los casinos en línea actuales no solo cuentan con un software superior para garantizar la facilidad de juego, sino también con hermosos y cautivadores gráficos que mejoran su experiencia en línea. El baccarat ha formado parte de los juegos en línea desde su inicio hace muchos años, y la experiencia del usuario y el software no hacen más que mejorar, por lo que es uno de los juegos más divertidos que existen.

Los jugadores pueden elegir jugar con un crupier en directo para sentir la misma emoción que ofrece un casino real. Se añade una pizca de emoción cuando juega con jugadores reales y encima sabe que, detrás de los resultados, no solo se esconde un generador de números aleatorios computarizado. Los repartidores en los casinos que hemos revisado son profesionales, informados y amistosos, y garantizan un juego suave y divertido.

Los mejores casinos para jugar al baccarat

Casino

Bonus

Nuestra puntuación

Bonus de bienvenida de hasta € 100 con su primer depósito Consultar términos y condiciones
Bonus de bienvenida del 100 % hasta € 400 + 100 tiradas gratis Consultar términos y condiciones
Bonus de equivalencia del 100 % hasta € 200 Consultar términos y condiciones

El baccarat con el paso de los años

Ya que es uno de los juegos de casino más antiguos del mundo, la historia del baccarat tiene un aire de misterio. El juego se remonta al siglo XIV cuando fue llevado de Italia a Francia. Llegó a Francia con los soldados de Carlos VIII y fue allí donde adquirió los nombres de «Chemin de Fer» y «Baccarat en Banque». Estos juegos franceses originales eran algo diferentes al baccarat que hoy conocemos. Los pocos cambios notables establecían que el casino depositaría la apuesta en todo momento, haciendo innecesario que los jugadores depositen grandes cantidades de dinero. En segundo lugar, la banca controlaría las manos del jugador y la banca y seguiría reglas estrictas sobre cómo jugar ambos.

El juego no se introdujo en los Estados Unidos hasta finales del siglo XIX cuando los inmigrantes franceses y británicos lo llevaron con ellos. Como tenía que competir contra juegos como el blackjack y el póker, el baccarat seguía siendo bastante desconocido. Posteriormente, el juego se implantó en Cuba y fue allí donde obtuvo el nombre de «punto banco».

Años más tarde, el juego fue llevado a Las Vegas desde Cuba por Tommy Renzoni al garantizar el éxito del juego en los Estados Unidos. Hoy en día, la mayoría de la gente conoce al baccarat como el juego de casino elegido por James Bond.

El juego se hizo particularmente popular en China, debido a su estilo rápido y porque no está demasiado ponderado a favor del casino. En este jugo, los jugadores dependen de la estrategia, pero también de algunas supersticiones interesantes cuando juegan, particularmente la importancia del número 8. Tradicionalmente asociado con la riqueza y la prosperidad, la importancia de este número en el juego del baccarat lo hace atractivo para los jugadores chinos, lo que aumenta aún más su popularidad.

Hoy en día, el juego del baccarat continúa desarrollándose y los juegos en línea solo han aumentado su fama. Los últimos avances se encuentran en las mesas del baccarat en directo en los casinos en línea, donde puede jugar en mesas reales en tiempo real desde la comodidad de su hogar.

La última palabra del baccarat

El juego, que tuvo nobles comienzos, llegó a ser muy querido en todo el mundo, no solo por jugarse en la realeza como antes, sino por los jugadores de todos los ámbitos de la vida. Tanto los recién llegados como los grandes apostadores pueden disfrutar de la belleza de su simplicidad. Al aunar a los jugadores contra la casa, el baccarat trae consigo un aire de misterio y glamour.